Robot aspirador – Guía de compra

Un robot aspirador es de gran ayuda en la limpieza de la casa al descargarnos de parte del trabajo rutinario de barrer y aspirar. No te engañes, no va a sustituir a la limpieza manual, pero facilitará el mantenimiento y podremos disfrutar de nuestra casa limpia por más tiempo, a la vez que simplificará nuestra labor.

A la hora de seleccionar un aspirador nos encontramos con gran cantidad de características que los fabricantes indican (a veces como grandes bondades de sus equipos) y que deberíamos entender para evitar decepciones. Sobre todo porque alguna cualidades ya están comenzando a perder importancia ante el surgimiento de otras nuevas.

Esta es una guía explicativa donde trataremos de mostrarte qué significa cada término, su importancia y si es relevante o no para tu elección del mejor robot aspirador.

Navegación y mapas

El robot requiere de un mecanismo que le permita guiarse por la casa y cubrir el piso que debe limpiar. Lo ideal es que no pase dos veces por el mismo sitio y que haga un recorrido corto y rápido para realizar un trabajo completo,sin dejar ninguna parte sin limpiar. Además, si el aspirador puede conocer su posición en la casa es posible lograr un funcionamiento más conveniente, por ejemplo, “limpiar salón y el baño pero no la cocina”. Dependiendo de lo avanzado de su sistema de navegación será posible que el robot ejecute tareas más complejas.

Navegación aleatoria

Es el primer método desarrollado para la navegación y todavía es ampliamente utilizado por los robots más económicos. Se trata de hacer que el aparato se mueva en una dirección hasta que encuentra un obstáculo y en ese momento se desvía o “rebota” (aunque sin golpear los muebles) seleccionando un nuevo rumbo. Este proceso se repite un gran número de veces hasta que, por simple insistencia, acaba recorriendo toda la habitación. Claramente, la navegación aleatoria es ineficiente en el sentido del tiempo que puede necesitar cuando la habitación es grande o tiene muchos muebles y siempre puede quedar algún rincón sin barrer. Si uno está en casa mientras el robot trabaja puede ser algo incómodo debido a sus movimientos imprevisibles. El mejor funcionamiento se suele lograr al confinar el robot a un área (por ejemplo, encerrarlo en una habitación) antes de pasar a la siguiente. Este tipo de equipos pueden regresar por sí solos a la base de recarga al terminar su trabajo pero no pueden ubicarse para buscar una habitación en particular.

Navegación giroscópica

Es una mejora importante sobre la navegación aleatoria. Básicamente el robot conoce el rumbo que lleva y además determina la distancia recorrida. A medida que se mueva y encuentra obstáculos elabora un “mapa” de poca precisión (un bosquejo de la planta a limpiar) y va estableciendo un recorrido más inteligente de los espacios a limpiar. Se trata de una mejora importante en la cobertura y tiempo de aspirado. Hoy en día el rango de precios de este tipo de robot es similar a los de navegación aleatoria y ofrecen la posibilidad de un control más detallado en relación a las áreas a limpiar.

Navegación visual o mediante cámara

Los equipos dotados de este mecanismo de navegación disponen de cámaras que les permiten ir elaborando un mapa de su entorno. Lamentablemente suena mejor de lo que es. Para que el mapa sea suficientemente bueno es necesario un equipo de navegación un tanto caro y que nuestra casa tenga suficientes elementos de referencia que permitan al robot ubicarse adecuadamente mientras trabaja. Además, necesitan que la casa esté iluminada mientras trabajan para poder ver. Estos equipos suelen ser más costosos que los sistemas giroscópicos y su navegación, en general, no parece ser mucho mejor, por lo que muchos fabricantes están abandonando el uso de este enfoque en sus modelos nuevos.

Navegación láser

Con esta técnica llegamos al mejor mapeado disponible. Los robots están equipados con uno o más fuentes láser que les permiten explorar su entorno y construir un mapa de alta calidad. De esta forma pueden programar sus movimientos  para trabajar un área en forma óptima (en tiempo y cobertura). Los equipos con el sistema más elaborado suelen controlarse con una aplicación que se ejecuta en el móvil y desde la cual es posible indicar qué habitaciones trabajar o definir zonas a las que no se debe entrar. También podemos conocer cuál ha sido el recorrido del robot durante la limpieza por si ha habido un problema o queremos hacer cambios. Hoy en día podemos conseguir robots de gama media que tienen excelente navegación láser. Sus precios pueden ser similares a los de la navegación visual pero nos ofrecen mucha mejor calidad de recorrido y pueden trabajar bien incluso en la oscuridad.

Navegación láser con mapeado, Deebot 900

Aspira, barre, pasa la mopa y ¿realmente friega?

Ciertamente que muchos robots aspiradoras afirman que barren, aspiran, mopean y además friegan (4 en 1) pero es necesario aclarar que es lo que podemos esperar.

Aspirar

Es lo mínimo que hace un robot aspirador. La potencia de aspiración varía mucho entre marcas y modelos.  A mayor potencia mejor será el aspirado (sobre todo en pisos muy rústicos y sobre las alfombras) pero también será más ruidoso y consumirá su batería antes, lo que limitará el área que pueden limpiar antes de necesitar recargarse. Exceptuando en los modelos de menor potencia, la fuerza de aspirado se puede ajustar entre dos o tres niveles disponibles.  Si escogemos la mayor difícilmente podremos aspirar todo el piso antes de agotar la batería. Muchos equipos tienen la opción turbo sobre alfombras, es decir, automáticamente utilizan la potencia máxima cuando aspiran alfombras y regresan a la potencia seleccionada al bajarse de ellas. De esta manera se logra un equilibrio entre ruido, duración de la batería y limpieza. Si queremos aspirar con mucha fuerza debemos escoger equipos con baterías de mucha capacidad. Es bueno señalar, que el robot aspirador más ruidoso suele serlo menos que la aspiradora de mano más silenciosa.

Barrer

Esto es un complemento que mejora la capacidad del robot para limpiar en pisos rugosos y sobre alfombras sin necesidad de aumentar la potencia de aspirado. Simplemente incorporan un rodillo con cerdas en la entrada de aspiración. Hoy por hoy, se suele usar un rodillo mixto que tiene hileras de cerdas distanciadas y separadas por bandas de goma de silicona. Así se puede cepillar el piso y mejorar la extracción del polvo en las alfombras, mientras que se disminuyen los enredos que causan los pelos largos. Usualmente, se incluye una herramienta para la limpieza del cepillo que permite cortar los pelos enredados y facilita retirarlos de las cerdas. Existen modelos de cepillos “para mascotas” que omiten las cerdas y tienen una superficie de silicona que evitan completamente los enredos, pero no permiten un acabado tan completo de las alfombras. Algunas marcas incluyen ambos tipos de rodillos y son intercambiables, permitiendo alternarlos según la intensidad de la limpieza deseada.

cepillos de silicón y cerdas

Mopear

Algunos robots incorporan una mopa en su parte inferior, detrás de la toma de aspiración, que va pasando sobre el piso, por lo que el aparato combina en la misma pasada la acción de barrer, aspirar y pasar la mopa. Sin duda que es una ayuda para un mejor acabado de ciertos tipos de piso. La mayoría de los robots que incluyen mopa, permiten realizar el mopeado en seco y en húmedo por lo que pueden ofrecer una limpieza más completa. Algunos modelos nos permiten ajustar la cantidad de agua que se aplica a la mopa, de acuerdo a lo sensible del nuestro piso con el agua (¡parquet!) o al grado de limpieza deseado. Los mejores modelos incorporan una válvula eléctrica permitiendo un control total de la humedad en la mopa. Ningún robot puede remover manchas secas “difíciles” del piso. Aunque la mayoría de las marcas no aconsejan agregar detergentes al agua para la mopa, muchos usuarios indican que le agregan pequeñas cantidades de su detergente favorito mejorando el acabado.

Claramente la mopa húmeda ayudará con el mantenimiento pero no evitará tener que limpiar más a fondo de vez en cuando, aunque esas limpiezas podrán distanciarse o ser menos intensas. Algunos robots no pueden mopear mientras aspiran, obligando a realizar dos limpiezas del piso. Lo más práctico es comprar un robot que realice las dos funciones a la vez. Considerando los precios, es nuestra opinión que no vale la pena escoger un aspirador sin la función de pasar la mopa ya que la mayoría de los usuarios la consideran útil y muy conveniente.

Fregar

Hemos llegado al término que menos describe lo que hacen los robots que, según sus fabricantes, friegan. La mayoría de los equipos a los que se les atribuye la capacidad de fregar solamente pasan la mopa húmeda. Más nada. Ninguno de estos robots restriega el piso, cosa que sería necesaria para fregar. Sin embargo, la empresa Cocotec  dispone de unos modelos que “friegan” y además hacer “scrubbing”. Se trata de un movimiento de vaivén que va repasando la mopa sobre el área que se friega mejorando, en opinión de algunos usuarios,  el acabado del piso. Actualmente, esto parece ser lo más cercano a fregar el piso que hace un robot aspirador.

El tamaño de la casa, la batería y la estación de recarga

Exceptuando los modelos extremadamente básicos todo robot aspirador viene con una estación de recarga. Desde allí sale a limpiar y hacia ahí regresa cuando termina su trabajo. Muchos equipos son capaces de interrumpir sus labores si su batería está por agotarse y se dirigen a la base de recarga (de esta manera el aspirador siempre estará cargado cuando lo necesitemos).

La capacidad de la batería determina cuanta superficie puede limpiar el robot por cada ciclo de carga. Muchos fabricantes indican la duración de la batería en minutos pero no es fácil establecer cuántos metros cuadrados de piso podrán limpiarse. No todas las marcas miden la duración de la batería sobre el mismo criterio. Un piso sin muebles ni alfombras consumirá mucha menos batería que uno repleto de mobiliario y alfombras, y cada fabricante hace sus pruebas como considera oportuno. En nuestras comparativas, cuando ha sido posible, hemos indicado la duración que mencionan los usuarios en lugar del fabricante. Como una regla general, ante la duda, es mejor seleccionar modelos cuyas baterías sean de mayor capacidad.

Recargar y reanudar

Los aspiradores con capacidad de mapeado pueden tener la opción “recargar y proseguir”, es decir, si al robot se le está acabando la batería, se dirige a su estación y, después de recargarse, regresa a terminar su trabajo. Esta funcionalidad es muy práctica y a veces la única opción para casas grandes. Si nuestro robot no tiene esta función y la batería no le permite limpiar toda la casa la única solución será dividir el trabajo por áreas que pueda completar antes de necesitar recargarse.

A pesar la muy  alta conveniencia de la función de recargar y proseguir hay que considerar dos detalles. Primero, por cada minuto de duración de la batería se suelen necesitar de 2 a 3 minutos de recarga, es decir, una batería de 90 minutos de duración necesitará de 3 a 4,5 horas para recargarse.  Si ponemos el robot a trabajar a la 8:00 y regresamos a la 13:00 seguramente no habrá podido terminarse la limpieza si dependemos de recargar y proseguir (cuando hay que limpiar dos plantas la necesidad de recargar entre una y otra también puede ser una incomodidad). Segundo, una batería puede recargarse un cierto número de veces antes de quedar inservible, si cada sesión de limpieza requiere dos recargas tendremos que reemplazar la batería en la mitad de tiempo que si solo requiere una recarga. En conclusión, siempre es preferible comprar el equipo con una  batería de mayor capacidad y tener la opción de recargar y proseguir como respaldo para circunstancias especiales, no para su uso diario.

recarga automática del Deebot N79S

Las alfombras

Probablemente ningún robot aspirador del mercado puede con alfombras de pelo largo. La mayoría quedarían trabados en ellas. Así que cuando se habla de alfombras siempre se está hablando de alfombras de pelo corto o medio. El mejor acabado se logra en las de pelo corto y, la mayoría de los robots hacen un trabajo de aceptable a bueno en la de pelo medio. Mientras mayor sea la potencia de aspirado mejor, pero es necesaria la ayuda del cepillo barredor para desincrustar el polvo y la tierra. Los cepillos de goma, excelentes para casas con mascotas o gente de pelo largo con tendencia a perderlo, no suelen lograr un acabado tan completo como el cepillo de cerdas.

El grosor de las alfombras es otro punto a considerar. Es necesario averiguar que desnivel tolera el robot y estar seguro que es suficiente para las alfombras en casa. Los mejores robots pueden afrontar alturas de 20 mm pero muchos modelos no tan económicos no pasan de 18mm o incluso 15 mm. Menos de esto no suele ser útil para escalar la alfombra.

Mopa húmeda y alfombras

El tema de la mopa húmeda es otro asunto que debe considerarse con las alfombras. Si no queremos que la alfombre se moje es necesario definir una barrera a su alrededor para que el robot la evite. En los sistemas más avanzados con mapeado de precisión y control por aplicación en el móvil esto se puede hacer fácilmente creando una barrera virtual, en los otros casos, hay que tomar acciones físicamente, como enrollar la alfombra para que el robot la evite.

Otros detalles relativos a las alfombras son los flequillos, dónde muchos robots suelen enredarse, y los diseños que incluyen áreas negras o muy oscuras, que puede ser interpretado por el sistema anticaídas como un hueco en el piso y por tanto son evitados por el robot quedando sin limpiar.

limpieza de alfombras Roomba 895

Operación del robot: aplicaciones y programación de horario

Todos los equipos pueden empezar su trabajo oprimiendo un botón que se encuentra sobre el robot. Muchos modelos económicos y de gama media ofrecen un mando a distancia que facilita otras funciones como detenerlo, regresar a su base, moverlo (como si fuera un juguete a control remoto) y algo más. Un modelo económico sin mando a distancia será un equipo demasiado básico y limitado que probablemente no valga la pena. Hay modelos muy baratos que sí lo incluyen.

Aplicación en el móvil

En los equipos de gama media se comienzan a encontrar funciones que no pueden utilizarse completamente con el mando a distancia. Por eso, cada vez más, se incluye una aplicación (una “app”) que se instala en el móvil y que permite disfrutar de características avanzadas muy cómodas y convenientes.  La aplicación necesita la red WiFi para poder comunicarse con el robot. También hay que añadir que es necesario registrarse como usuario lo que implica suministrar algunos datos al fabricante del aspirador. Pero solo mediante la aplicación es posible hacer uso de todas las características avanzadas que tiene el equipo.

La versatilidad, facilidad de uso y capacidad de la aplicación depende de cada fabricante por lo que no es posible generalizar.  La mayoría de la gente las considera fáciles o relativamente fáciles de usar.

Programación de la limpieza

La habilidad de programar el horario de la limpieza es una característica de cualquier aplicación. Sin embargo, lo modelos básico suelen tener una programación limitada que aplica para todo al semana (misma hora todos los días), lo modelos más desarrollados permiten programar una hora diferente para cada día de la semana.

En opinión de mucha gente que trabaja fuera de casa, la capacidad de programar la limpieza es un requisito al que no se debería renunciar ya que permite aspirar la casa estando ausentes (solo algunos equipos incluyen pasar la mopa como una función programable).

¿Qué más se puede hacer con la aplicación?

Aunque esto variará con cada app, generalmente, podemos conocer que áreas se limpiaron permitiendo identificar si hubo alguna zona sin limpiar.  También es posible activar y vigilar al robot en forma remota, es decir, indicarle que inicie la limpieza y ver que está haciendo en un momento dado. Algunas veces la aplicación permite asignar nombres a las zonas de la casa (“cocina”, “estar”) facilitando luego programar una acción (“aspirar cocina potencia media”). En algunos modelos se puede crear una biblioteca de programas de limpieza facilitando mucho el trabajo al hacerlo más claro de entender, cualidad que puede ser útil para personas mayores).

Es bastante frecuente que desde la aplicación podamos verificar el tiempo de uso de algunos consumibles para conocer si deberíamos cambiarlos.

Integración con asistentes  virtuales

La mayoría de los aspiradores que ofrecen la aplicación en el móvil permiten la integración con los asistentes virtuales (Alexa y Google Assistant) si los tenemos en casa. De esta manera podemos dar órdenes sencillas verbalmente para, por ejemplo, iniciar la limpieza, detenerla, regresar a la base, etc. No permite tener un control preciso del robot, ni programarlo, ni mucho menos reemplaza a la app. Es una funcionalidad cómoda pero muy limitada que por sí sola no justifica preferir un modelo sobre otro.

Filtro HEPA

Durante su trabajo todo aspirador arroja al ambiente el aire que aspira por lo que se hace necesario la existencia de un filtro o el polvo y la suciedad quedarían flotando en la habitación para terminar depositándose de nuevo. Un buen filtro debe ser capaz de retener las partículas más finas incluyendo las que puedan causar alergia en personas sensibles. Hoy en día, prácticamente cualquier robot tiene un filtro de alta eficiencia (llamados HEPA por sus siglas en inglés) y es una opinión generalizada que un aspirador que ofrezca menos que eso será una adquisición muy pobre. Los filtros tienen una cierta duración y deben recambiarse. Unos pocos equipos (los de la marca Roborock, por ejemplo) son lavables y pueden usarse varias veces antes de tener que cambiarlos.

Haz clic para puntuar esta entrada
(Votos: 1 Promedio: 5)